7.6.12

it's only sadness, my dear

yo 
Siempre estaré algo sola, algo rota, algo borrosa, como el reflejo de un lago estancado y putrefacto. Siempre sentiré una ausencia en el pecho, estaré convencida de la imposibilidad de mi felicidad, siempre dolerán las heridas, aunque ya no sangren, aunque ahora solo tiren las costuras por los bordes, haciéndome sisear recuerdos agridulces. Siempre gritará mi alma en silencio, aunque yo no quiera, aunque yo lo evite, aunque la encierre y la intente ahogar con realidades. Siempre revelarán melancolía mis grandes ojos tristes, siempre sentiré que no estoy bien del todo, que no estoy hecha para vivir, que no puedo soportar tanta pena. Siempre necesitaré obviar el presente, necesitaré tirarme al vacío, siempre sentiré ese impulso último de vivir, inherente a mi condición de humana.

Siempre me perseguirá esa oscuridad, una interna y pesada
Sí… nunca dejará de hacer frío aquí, dentro de mi piel.

5 comentarios:

  1. Me impresiona que de algo tan triste puedas sacar un texto tan hermoso.
    Si te sirve de consuelo no eres la única con el corazón congelado y lleno de cicatrices, yo misma me he sentido redeada de gente y aun asì sola :( Pero ya verás como vendrán tiempos mejores.
    Mucho animo :)

    ResponderEliminar
  2. Me impresiona que de algo tan triste puedas sacar un texto tan hermoso.
    Si te sirve de consuelo no eres la única con el corazón congelado y lleno de cicatrices, yo misma me he sentido redeada de gente y aun asì sola :( Pero ya verás como vendrán tiempos mejores.
    Mucho animo :)

    ResponderEliminar
  3. Siempre... Por suerte, la eternidad acaba.

    ResponderEliminar
  4. bff, no sabes cómo se me ha clavado este relato dentro (sobre todo escuchando the enemy de fondo)... hay gente cuyos corazones pertenecen al frío, pero yo no lo considero algo malo. Es más, cuando te acostumbras puedes ver lo dulce que puede resultar. ¿Que te quiebras más rápido? Siempre encontrarás algo o alguien que te ayude a seguir adelante.

    ResponderEliminar
  5. ¿Misha? ¿En serio eres tú?
    Supongo que es posible que no te acuerdes de mí porque hace millones de años que no escribo nada decente, pero acabo de volver de mi exilio y he estado fisgando en el archivo, ¿y sabes qué me encontré? Shadow. Y Lynx. ¿Los recuerdas? Asesinos en serie, un poco sádicos, mucha sangre...
    Pues nada, que viendo tus comentarios me dio rabia habernos perdido de vista (aunque la culpa es mía, por desaparecer tan seguido) y estoy intentando redimirme. ¿Funciona?

    Respecto a lo que escribes, mucho alababas mis textos, pero tú me das mil vueltas. Y es que no hay un dolor más inhumano que el psicológico, ese que no se te despega nunca y que puedes sentir como una puñalada entre las costillas cada vez que respiras...
    Pero como todos los dolores, al final acaba por remitir. La herida se cierra, queda una fea cicatriz y sigues adelante, aprendes a vivir con ello. Siempre queda un rastro de melancolía en los ojos, y un pequeño hueco en el pecho. De tener un corazón de hielo uno no se recupera del todo.

    Nada más por aquí. Si aún me recuerdas y estás interesada en retomar el contacto, ya conoces mi blog (aunque lo he cambiado bastante); si no te acuerdas, o me he equivocado (que no es poco probable), ahora queda en tus manos decidir si le quieres dar una oportunidad a este desconocido que te escribe comentarios kilométricos. Aunque yo no lo haría si fuera tú, este tipejo no merece la pena xD
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar