14.8.12

( ruido vacío )

yo 

sangrando promesas jamás cumplidas,
corro, presa de una violenta necesidad,
y me adentro, sin pensarlo,
en la caótica utopía del plural
que un día soñé que éramos.

páramo repleto de bestias inconsolables,
todo aúlla, se descompone y expira
se revuelve en un fugaz sin sentido
que se disuelve en la inexistencia del aire

y sigo sangrando, sangro y las gotas me ahogan,
y de nuevo me encuentro sola, se me escapa el aire
oscura y herida en una ciénaga repleta de locura
porque, como siempre, soy la única
que alguna vez pensó en plural.

el vacío me llena hasta los topes,
única asistente a un funeral tardío (el de mi alma)
y las espinas se clavan bajo mis pies desnudos
mientras la oscuridad a mi alrededor
crea vértices oscuros que me tragarán
(para siempre)

1 comentario:

  1. "El vacío me llena hasta los topes"...
    Joder, qué bonito y qué triste. Me alegra ver que últimamente acutalizas más, pero también me da cosa, porque este blog es tu lugar para desahogarte. ¿Una mala racha, o es por ese chico que mencionas en tu twitter?
    No sé si desear que sigas subiendo cosas o que te falten los motivos para hacerlo. Supongo que lo idóneo sería que siguieses actualizando sin motivos, pero la realidad no es idónea.
    Se te quiere :)

    ResponderEliminar