20.8.12

the end

yo 
Es una gran sombra, como la que me figuro que se ve antes de morir. Así de grande, como todo un continente, una sombra negruzca y espesa, asfixiante, toda ella en su extensión avanzando hacia mí. No creas, no lo hace como un león cazando a la presa, no tiene prisa, no le corroe el ansía de clavar sus tenebrosos colmillos en mi cuello, avanza impasible, con la seguridad de quien conoce el devenir. Sabe que me atrapará de todas formas, no le molesta que corra o que me debata entre sus garras heladas. Nada de eso le importa lo más mínimo. Conoce el sabor de mi sangre, el ritmo de mis palpitaciones. Me atrevo a decir que ya ni disfruta de la carnicería, abrirme en canal ya no está entre sus diversiones. Así que no puedo darme el lujo de sentirme importante, ni siquiera ahora. Que ironía, tan terrible que me hace reír. Risa en la oscuridad, carcajada galopante. Y esa cosa, esa cosa sigue avanzando con inquietante lentitud. Casi parece que se haya detenido. Casi. Es una especie de símbolo, ahora ya no puedo huir de él, he de cumplirlo. Es un destino, uno desagradable, una especie predicción vacía. Sé lo que ocurrirá y la carcajada se detiene, silencio en el fin. Un cansancio gigante me abraza. No da calor, ¿Cómo podría darlo? Todo está demasiado helado desde hace demasiado tiempo. Así que allí está el cansancio, aplastante, ya no queda llama en la mirada, esa última que siempre me instaba a vivir. Esa lucha inherente de la condición humana.

Por tanto me siento, caigo de rodillas y espero. Solo quiero sangrar mucho y rápido. Y que todo acabe.

(por favor, que todo acabe)

2 comentarios:

  1. Me he quedado con la boca abierta. Qué grande, joder. Qué grande.

    ResponderEliminar
  2. Es la tranquilidad del cazador que sabe que va a alcanzarte, es la confianza del que sabe que no puedes huir. Y, cuando por fin lo comprendes, te dejas atrapar y solo pides que sea breve.
    Me has dejado con el estómago encogido, amor mío, tú sí que tienes talento.
    Y del texto que me pusiste en el comentario he de decir dos cosas: uno, que es precioso, es desgarrador, y siento habérmelo perdido cuando lo escribiste; y dos, que no se parecen, el tuyo le da mil vueltas al mío, y en menos líneas es más claro. Pero gracias por el cumplido :)

    Sé que es extraño que hable tanto de amor sin conocerlo, me lo han dicho a menudo. Mi familia (que de alguna forma logró encontrar mi blog) se pasa la vida preguntándome si estoy enamorado, quién es ella (o él, que son muy tolerantes xD) y si estoy deprimido.
    Pero yo tengo una teoría, y es que, los que han probado el amor, no saben hablar de él porque no son objetivos. Yo, que lo observo desde fuera a diario, intento convertir en palabras lo que veo. O puede que tengas razón y "la mejor forma de esconderse sea mostrarse" :P

    Un millón de besos, y ya estoy pensando en tu texto para dentro de tres días ^^

    PD. Suerte con el correo.

    ResponderEliminar