9.9.12

the last breathe

yo 
Las luces  se extinguen (¡¿Dónde ha ido la luz, donde ha ido la luz?!) todo queda en silencio,  uno monstruoso, enorme. Yo me quedo quieta, paralizada (¿y la luz, porque se ha ido?) todo me da vueltas, la superficie en la que estoy tumbada, desnuda, se enfría más y más con cada segundo que pasa. La luz, las luces del quirófano se han extinguido. No sé moverme, de repente no sé pensar. Que hacer (toco mi vientre) que hacer. Sangre, sangre por la brecha que han abierto en mi carne (¡cielo santo, ¿Por qué se han ido? ¿Por qué la luz se ha ido?) todo frío, se enfría, gotea, se acaba.

De nuevo me arrulla esa voz, oh dios, la voz no por favor. ‘Juntas, tú y yo siempre juntas’ y aunque no la vea sé que está allí, sé que ella está allí a mi lado. Lloro, no puedo evitarlo, me explota el alma y las lágrimas tienen que salir a la fuerza. Inevitable. De repente recuerdo. Sangre. Con desesperación tapo la brecha con ambas manos, presionando. No duele, ¿Por qué no duele? ¿Habrá vencido al fin el olor del alma al del cuerpo? ¿Habrá sido la piel compasiva y me habrá inmunizado a tan banal sufrimiento? No duele, nada, no duele. No respiro bien, no, no lo hago. Parece que me ahogase, el aire se ha olvidado de salir y entrar. Me ahogo. Y el silencio, y la oscuridad (luz, vuelve, por favor, luz, vuelve)

Oigo las gotas, eso lo oigo, las gotas se derraman por la superficie fría (piel de gallina) gotea y se desliza hasta unirse al charco de sangre del suelo. No sé moverme, no puedo, la luz, no sé pensar.
Y el tiempo pasa.

Me desangro.

1 comentario:

  1. Ya te lo dije por Twitter, pero lo reitero: este texto da escalofríos y te deja la piel de gallina. En serio, es tan desolador, tan grotesco y triste... Sublime. En serio, muy más que sublime :)
    Diría algo más, pero sería caer en lo mismo.

    Un beso enormísimo, espero la siguiente dosis con ganas ^^

    PD. Shutter Island es brillante, cuando coge ritmo no tiene nada de muermo; Origen es simplemente perfecta. Y ya he visto Memento este verano, también es la leche, Nolan es tan... ¡agh! No words.

    ResponderEliminar