19.12.12

I've been keeping secrets, from my heart and from and from my soul.

yo 

¿Cuánto tiempo más se debatirá la espuma en este mar tan azul siempre revuelto? El viento afilado soplará eternamente, dejando surcos en la roca, erosionando poco a poco haciéndose sitio, dejando polvo tras de si. Algo parecido pasa con el alma, pero su inmortalidad parece ser una quimera que aquellos que dicen no creer en nada rezan en silencio, cuando la soledad rodea con su abrazo gris. El vértigo en el estómago ¿puedes sentir la furiosa envestida de la adrenalina?  Ese terror clavado en la traquea, todo grita mareado, el miedo te inunda, el precipicio parece acortarse. Pero siempre hay una chispa, mínima, algo pequeña pero rabiosa, que se extiende y grita enferma de fiereza ‘¡Acércate otra vez, otra vez!’

Y en el precipicio piensas… piensas, caeré, sí, caeré, encontraré donde dejar ir la inconsciencia, respiraré el agua salada, dejaré vacío el mar y me hundiré, el pelo ondulante, las extremidades ligeras, el mundo latiendo distante, como un pulso desfasado y al fin podré dormir, al fin podré…

Los ojos se abren, pesados
y alguien
susurra
muy lejos…

There is no salvation for me now

(but that’s alrigth)

No hay comentarios:

Publicar un comentario