28.5.13

Nereo

yo 

Quizás me excite cómo se enciende la llama de la bestialidad
en los ojos negros;
Los pozos oscuros, la negrura de los remolinos.

Quizás reconozca en la pasión de la ira
la vehemencia de la propia alma,
la fuerza de la embestida de una misma rabia

Quizás se atraigan las olas desquiciadas,
y en el mar, rabioso, azul oscuro, se peleen sus espumas
por siempre erizadas,
burbujeantes.

Quizás prefiera la tormenta;
quizás busqué la derrota,
la violencia de la perdida,
la sangre de las heridas abiertas.

(quizás la destrucción
al vencerse a sí misma
en diferentes cuerpos,
pueda crear un abismo
de paz
en las mentes enfermas)

2 comentarios:

  1. Los abismos de paz son los que mas caos crean en nosotros.

    ResponderEliminar
  2. "La violencia de la pérdida, la sangre de las heridas abiertas".
    ¿Cómo consigues escribir estos textos? ¡Desvelanos tu secreto!

    ResponderEliminar