30.10.13

oda al cansancio.

yo 
pandora no era más que una excusa. igual que lo fue la pobre eva más tarde. somos una justificación de las carencias, de lo que el orgullo no puede aceptar, de lo que una mente no está dispuesta a admitir. ¿por qué arreglar algo si puede evadirse por siempre? ¿por qué ser coherente cuando se puede ser orgulloso?

hay límites que no se cruzan. sangres que no pueden aceptarse como propias. el miedo ha sentirse inferior provoca odio, el odio resentimiento, y de él nace esa necesidad de aplastar y desprestigiar lo ajeno. esa brutalidad anulante que convierte ojos en puñaladas. ¿cómo puede nacer tanta estupidez de una simple inseguridad? siempre me han dicho que 'las mujeres son más complicadas'. los sentimientos excesivos no tienen nada que ver con lo complicado que es algo. no confundamos la vehemencia o la afectación con el caos mental. las ideas siguen firmes, lo que tiembla es el corazón, el alma. estar triste no me convierte en idiota. igual que ser feliz no me hace inteligente. he de decir algo que todas sabemos, en lo profundo de nuestras entrañas: los hombres son muy complicados y hartamente cansados de tratar. cuando perdemos la capacidad de encontrar en todo esto algo de dulzura infantil, se vuelven intratables y necesariamente idiotas. no aceptan, no avanzan, no son capaces de sacrificar ese orgullo, quiste terrible en sus cuerpos, no son capaces de aceptar que tienen derecho a equivocarse, que algo derruido no está perdido. que pueden y deben por ellos mismos. los griegos necesitaban del 'honor' para poder tener algo por lo que morir, una especie de prestigio que justificaba cualquier sin sentido.

pandora era solo una excusa, una bella excusa que hizo la vida de muchos hombres terriblemente sencilla. una vez uno se baña en el delicioso lago del machismo y la justificación permitida, cuando los dioses, los filósofos y hasta los pobres comparten una misma concepción, que se toma como algo natural y sencillamente cierto... ¿cómo enderrocarla?

1 comentario:

  1. No sé cómo darte más toda la razón que tienes.
    Grande.

    ("las ideas siguen firmes, lo que tiembla es el corazón, el alma". Me ha encantado)

    ResponderEliminar